García Linera denuncia que la intención de la campaña del ‘No’ es atentar contra la democracia

La Paz, 28 Ene. (ABI).- El presidente en ejercicio Álvaro García Linera denunció el miércoles, en la ciudad de La Paz, que la intención de la campaña por el ‘No’ a la modificación parcial de la Constitución Política, capitalizada por políticos “fracasados” y neoliberales, es atentar contra la democracia.

“Detrás de la campaña por el No, orquestada por estos personajes que privatizaron las empresas públicas se encuentra una segunda intencionalidad, hay una conspiración a la institucionalidad democrática y al proceso democrático boliviano”, dijo en conferencia de prensa.

García Linera calificó esa intención de un “atentado a la democracia” liderada por una vocación antidemocrática pregonada por los líderes de la campaña por el ‘No’, entre ellos, citó al prófugo de la justicia y exprefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa; el empresario Samuel Doria Medina, el expresidente Jorge Quiroga y el exministro de Defensa, Carlos Sánchez Berzaín.

“Ése es el fondo real de este grupo de políticos de extrema derecha que están capitaneando la campaña por el No y no cabe duda que sería algo trágico para el país”, manifestó.

Denunció que los líderes de la oposición, comandados desde Estados Unidos por Sánchez Berzaín y Reyes Villa, plantean un referendo revocatorio para acortar el mandato constitucional del presidente Evo Morales en caso de que la población rechace la modificación parcial de la Constitución Política.

“No solamente estamos ante una supuesta defensa de la Constitución, no estamos ante una supuesta demanda de alternabilidad, el fondo de las fuerzas oscuras que quieren capitalizar el ‘No’ es interrumpir el proceso democrático y limitar y recortar el mandato del presidente Evo Morales”, aseguró.

Además, haciendo uso de un documento audiovisual, el Presidente en ejercicio informó  que “de manera explícita directa  y contundente el señor Manfred Reyes Villa, prófugo de la justicia, miembro de ADN y luego de Sánchez de Lozada, está proponiendo que de ganar el No el 21 de febrero Evo Morales tiene que irse del Gobierno”.

“Escudándose en la votación del No van a querer acortar el mandato del presidente Evo, generar conflictos sociales y lograr que Bolivia retroceda a la inestabilidad política social y económica como entre los años 2000-2005”, advirtió.