Indonesia: Al menos 56 muertos y 700 heridos en terremoto

Universidad Católica Boliviana

 

Indonesia, 21 nov   — Terremoto en la principal isla de Indonesia ha dejado este lunes al menos 56 muertos y 700 heridos, según el último balance ofrecido por el gobernador de la provincia de Java Occidental, Ridwan Kamil.

El sismo de magnitud 5,6 sacudió la provincia de Java Occidental, con casi 50 millones de habitantes, la más poblada de este vasto archipiélago de 17.000 islas en el Sudeste Asiático. La ciudad más afectada y próxima al epicentro fue Cianjur, hogar de casi 170.000 personas. El temblor incluso se sintió en la capital, Yakarta, que está a más de 100 kilómetros y donde se evacuó a todos los residentes y trabajadores de los edificios más altos.

Las autoridades han explicado que se han registrado hasta 25 réplicas de un terremoto que golpeó a una profundidad de 10 kilómetros, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. También alertan de que el número de muertos podría aumentar en las próximas horas porque aún quedan muchos desaparecidos. Dwikorita Karnawati, directora de la agencia meteorológica y geofísica (BMKG), aconsejó a las personas que permanezcan al aire libre porque podrían continuar las réplicas.

«Las víctimas seguían llegando de muchas áreas. Alrededor de 700 personas resultaron heridas», declaró a la televisión local el funcionario Herman Suherman, jefe administrativo de Cianjur, una zona propensa a deslizamientos de tierra. Suherman también señaló que la electricidad se cortó, lo que interrumpió los esfuerzos de comunicación, y que los deslizamientos bloquearon los accesos a un distrito al que no pudieron entrar las brigadas de rescate.

centenares de edificios destruidos

Los cimientos de las casas, de muy baja calidad de fabricación, se han venido abajo en otras ocasiones con sismos de menor intensidad. El de este lunes ha derrumbado y dañado más de 300 edificios, como un hospital o un internado, además de varios locales. Los rescatistas continúan buscando más supervivientes.

Hace apenas una semana, en la paradisíaca isla indonesia de Bali se celebró la trascendente reunión del G20, que acogió a los líderes mundiales durante un par de días. Indonesia, donde viven más de 270 millones de habitantes, es azotada con frecuencia por terremotos, erupciones volcánicas y tsunamis debido a su ubicación en el llamado «anillo de fuego», un arco de volcanes y fallas con fuerte actividad tectónica en la cuenca del Pacífico.

El país asiático tiene un historial devastador de tragedias: en 2018, un terremoto de magnitud 7,4 golpeó la isla de Sulawesi y dejó más de 2.000 muertos y más de 200.000 desplazados. El año pasado, 109 personas murieron en cuatro sismos que se volvieron a  dar  en  Sulawesi, isla famosa por sus arrecifes de coral que cada año acoge a miles de turistas que van a hacer buceo.

El Mundo