Bolivia ingresa a la cuarta ola controlada con equipamiento y abastecimiento de medicinas para el COVID-19

Universidad Católica Boliviana

 

El Alto, 1 nov —  El Ministerio de Salud y Deportes, en su reporte epidemiológico de la semana 43, informó que Bolivia ingresó a una cuarta ola controlada del COVID-19, con una elevación de casos sostenida en los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y Cochabamba; pero con la previsión de equipamiento y abastecimiento de medicamentos para contener la pandemia.

“Hoy, informamos a la población que en Bolivia hemos iniciado la cuarta ola controlada, nosotros contamos con los medicamentos suficientes para enfrentar esta cuarta ola”, afirmó el ministro de Salud, Jeyson Auza, citado en un boletín institucional.

La elevación sostenida por varias semanas de casos de COVID-19 se registró en Santa Cruz, Cochabamba y Chuquisaca, y algunos otros departamentos están iniciando un incremento; mientras que otros están en un periodo estacionario, explicó en el informe semanal que se efectuó desde la Central de Abastecimiento y Suministro de Salud (CEASS) en la ciudad de El Alto.

Auza aseguró que esta vez Bolivia afronta ese nuevo embate de la pandemia mejor preparada y equipada, con un lote de 48.886.000 medicamentos anticovid y recursos económicos que ascienden a Bs 157,8 millones, que fueron distribuidos a las nueve gobernaciones para la atención gratuita de la población.

En el reporte epidemiológico semanal, Santa Cruz está en su séptima semana de aumento sostenido de COVID-19, pasando de 635 casos que registraba en la segunda semana de septiembre a 1.913 casos que registró en la última semana, haciendo un 49,3%.

Cochabamba registra aumento de casos por tres semanas de escalada, pasando de 37 ,en la primera semana de octubre, a 647 casos registrados la última semana. Por su parte, Chuquisaca está en su cuarta semana de crecimiento sostenido de casos.

“Tenemos medicamentos específicos para combatir el COVID-19, como por ejemplo tenemos Amikacina, Anfotericina B – liposomal, Atracurio besilato, Atropina, Azitromicina, Dexametazona, Epimetrina, Fentanilo con conservante, Eparina de bajo peso molecular, Remdesivir y una serie de medicamentos, los que sería largo nombrarlos, pero detallo los más importantes que en su momento significaron escases en el país y la región”, afirmó Auza.

Reiteró que el Gobierno nacional tiene una estrategia de contención contra el COVID-19, no reciente; pero que se va renovando a medida que la pandemia presenta nuevas fases con tácticas de mitigación, y una de ellas es la entrega de recursos a las nueve gobernaciones para que la población cuente con una atención gratuita.

ABI