Un cuerpo celeste del tamaño de Marte trajo agua a la Tierra

Universidad Católica Boliviana

 

Ciencia, 24 mayo — Los científicos de la Universidad de Münster (Alemania) demostraron que una gran cantidad de agua llegó a la Tierra hace unos 4.400 millones de años, cuando comenzó a formarse la Luna después de la colisión de nuestro planeta con un cuerpo celeste gigante.

La Tierra es el único planeta rocoso con mucha agua y un satélite relativamente grande que estabiliza su eje. Sin estos factores, no habría vida en nuestro planeta.

🖥 *** SIGUE LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DESDE TU WHATSAPP 📱

Según el comunicado de la Universidad, los científicos alemanes comprobaron la hipótesis de que hace unos 4.400 millones de años, la Tierra chocó con un cuerpo celeste gigante llamado Theia, del tamaño de Marte. Como resultado, se formó la Luna.

Antes, los científicos opinaban que Theia se originó en la parte interna de nuestro sistema solar. Es decir, estaba ubicada cerca del globo terráqueo.

Sin embargo, un nuevo estudio, publicado en la revista Nature Astronomy, demuestra que Theia provenía de la parte exterior del sistema solar. Los investigadores llegaron a esta conclusión al analizar la composición de nuestro planeta.

El análisis de radioisótopos mostró que la mayor parte del material del manto consiste en una sustancia similar a la composición de los asteroides carbonosos ricos en agua que se originan solo en la parte exterior del sistema solar.

Según los científicos, solo Theia podía haber alimentado el manto de la Tierra con el material de asteroides carbonosos. Es decir, este cuerpo celeste también proviene de la parte exterior del sistema solar. Los investigadores opinan que fue Theia quien trajo una gran cantidad de agua a la Tierra, y no los asteroides individuales, como se creía hasta ahora.

Sputnik