Fiscalía de La Paz realiza inspección sorpresiva a asientos fiscales

Universidad Católica Boliviana

 

La Paz, 14 feb. —  La Fiscalía Departamental de La Paz desarrolló este jueves una jornada de inspección sorpresa y control al trabajo que desempeñan los Fiscales de Materia de los Asientos Fiscales de Copacabana, Achacachi y Pucarani con el fin de evitar la retardación de procesos y garantizar la celeridad en esos municipios.

El Fiscal Departamental La Paz, William Alave, informó que la actividad se desarrollada, junto a su equipo de trabajo, tiene como finalidad poner en funcionamiento el sistema de control de asistencia diaria mediante un modem inmerso en el sistema informático (I4) del Ministerio Público para que los fiscales no eludan su responsabilidad y se garantice su presencia en sus despachos de lunes a viernes y atiendan todos los casos que se les asignen con la debida diligencia.

“Se está implementando en el sistema informático del Ministerio Público un modem que permita el control de asistencia de los fiscales, este sistema se va efectuar en todas las provincias donde tenemos asientos fiscales de manera gradual”, dijo la autoridad.

Por otra parte, explicó que los fiscales que sean sorprendidos fuera de sus fuentes laborales, de manera injustificada, enfrentarán procesos disciplinarios e incluso la destitución; como se procedió con el fiscal de materia del asiento fiscal de La Asunta que fue destituido por incumplir sus funciones.

La Fiscalía Departamental de La Paz tiene 19 asientos fiscales que son; Inquisivi (Quime), Larecaja (Sorata), Loayza (Lurivay) Carnavi, Aroma (Sica Sica), Omasuyos (Achacacahi), Manco Kapac (Copacabana), Palos Blancos (Sud Yungas), La Asunta (Sud Yungas), Sud Yungas (Chulumani), Nor Yungas (Coroico), Franz Tamayo (Apolo), Camacho (Puerto Acosta), Muñenas (Chuma), Ingavi y Pacajes (Viacha),  Ingavi (Guaqui), Los Andes (Pucaraní), Iturralde (Ixiamas) y fronterizo Desaguadero. En todos los asientos fiscales se apertura la investigación y persecución de todos los delitos establecidos en el Código Penal. / FGE