Gobernador Quispe plantea solución para realización doble vía Río Seco – Desaguadero

Universidad Católica Boliviana

 

La Paz, 26 sep — El gobernador de La Paz, Santos Quispe, asistió este lunes a una reunión con el presidente de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Henry Nina, por invitación del ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, para encontrar soluciones a la realización del proyecto carretero de doble vía Río Seco – Desaguadero. La máxima autoridad departamental planteó levantar las restricciones económicas de la Gobernación para poder dar su contraparte.

En la reunión, el Gobernador de La Paz argumentó la dificultad que tiene la Gobernación de La Paz de dar el 20% de contraparte que solicita el Gobierno nacional para la realización de esta obra. Explicó que las restricciones económicas por deudas de gestiones anteriores reducen la capacidad económica de la entidad a su cargo y que es necesario que el Gobierno las levante para permitirle mayor capacidad para la ejecución de proyectos.

El Suyu Ingavi de Markas, Ayllus y Comunidades Originarias (SIMACO) impulsa el pedido de construcción de esta doble vía para permitir el desarrollo económico de la región y mejorar la calidad de vida de la población. La organización, que realizó bloqueos de caminos por 10 días en el mes de marzo, anunció con retomar esta medida de presión en contra del Gobierno nacional desde este viernes de no encontrarse solución a su pedido.

En la reunión con el presidente de la ABC, las autoridades llamaron por teléfono al ministerio de Obras Públicas, Edgar Montaño, quien a su vez se contactó con el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, para ver la posibilidad de levantar las restricciones económicas de la Gobernación de La Paz. En ese sentido, el Gobernador envió una invitación formal para tratar el tema para este martes 27 de septiembre con los ministros mencionados.

La doble vía Río Seco – Desaguadero es un proyecto carretero con una extensión de más de 98 kilómetros. La construcción de esta obra está planeada para ser realizada con pavimento rígido y tendrá un costo de más de 3.000 millones de bolivianos.

GADLP