Presidente y Vicepresidente celebran con el pueblo recuperación de la democracia

Universidad Católica Boliviana

 

La Paz, 18 oct — El presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca celebraron este martes con el pueblo la victoria electoral del MAS-IPSP en las elecciones de octubre de 2020 que consolidó la recuperación de la democracia, luego de la ruptura del orden constitucional en 2019. Los dignatarios comprometieron trabajo por el pueblo boliviano.

De forma esporádica, desde horas de la mañana, cientos de personas llegaron hasta la plaza Murillo, centro del poder político del país, con la tricolor y la Whipala en mano.

Con cánticos de “Lucho no estás solo carajo”, estribillos y petardos recorrieron el prado paceño y llegaron a la histórica plaza de armas.

Pasada las 11.00, el presidente y el vicepresidente, que retornaban a la Casa Grande del Pueblo luego de participar de un acto por los 26 años de creación del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), en el Palacio de Comunicaciones, se percataron de la concentración y apartándose de su agenda oficial se sumaron a los cientos de ciudadanos que se ubicaron al frente del histórico Palacio Quemado.

Luego de atravesar la multitud, Arce y Choquehuanca se ubicaron a unos pasos del centro de la plaza Murillo, reeditando, quizás, aquella pequeña reunión de aquel 18 de octubre de 2020, cuando en la sede de campaña del MAS-IPSP recibieron, ya la madrugada del día 19, los primeros datos de las elecciones generales.

“Que viva nuestra democracia, viva el pueblo unido, que viva la Revolución Cultural, viva a nuestro Proceso de Cambio”, gritó el vicepresidente cuando apenas tomó el micrófono de un parlamente que se instaló en el lugar.

Luego de saludar a los cientos de personas que se reunieren, Choquehuanca afirmó que gracias a la “lucha del pueblo boliviano hemos recuperado nuestra democracia”, truncada por la ruptura del orden constitucional en 2019 cuando la segunda vicepresidenta del Senado Jeanine Añez se autoproclamó presidenta del Estado, fuera de toda normativa, y ordenó la represión de la población dejando más de una treintena de muertes en las masacres de Senkata y Sacaba.

“Un día como hoy (en 2020) hemos dado esperanza a nuestro pueblo”, afirmó Choquehuanca, quien junto a Arce lograron la victoria en primera vuelta en las elecciones de 2020 con el 55,11% que representó el respaldo de más de 3 millones de bolivianos.

Cargado de emociones, el vicepresidente señaló que la victoria del MAS-IPSP permitió avanzar en la reconstrucción de la economía, venida a menos por la mala administración del gobierno de facto, que desfalcó las arcas del Estado e incrementó la pobreza con, además, sendos actos de corrupción.

“Estamos empezado a construir certidumbre y tranquilidad, nuestra economía está mejorando gracias a nuestro hermano, al mejor economista de nuestro país”, afirmó.

Agradeció al presidente “por conducir a nuestra Bolivia” y afirmó que el dignatario de Estado es “el padre de la economía comunitaria e inclusiva” y, por tanto, el “padre de la economía made in Bolivia que está dando frutos y es un ejemplo para la región y el mundo”.
Gracias a las medidas aplicadas por el Gobierno, Bolivia volvió a la senda del crecimiento económico en 2021, con el 6,11%, superando el decrecimiento del -8,2% de 2020.

Además, a pesar del panorama adverso por el incremento de precios en el mundo, Bolivia se ubicó como la nación con la menor inflación interanual al mes de agosto a escala global y organismos como la Comisión Económica para América Latina (Cepal) afirmó que el Estado Plurinacional será el país que más reducirá la pobreza extrema en Sudamérica este 2022.

Cuando tomó el micrófono en medios de vítores y estribillos, Arce agradeció a la población de la hoyada paceña que se reunió de forma espontánea y lo “sacaron”, junto al vicepresidente, “de la agenda diaria”.

“Hace dos años celebrábamos junto al pueblo boliviano la recuperación de la democracia para el pueblo”, dijo entre aplausos.

Arce afirmó que la victoria electoral de 2020 “fue contundente gracias al pueblo boliviano”.

“Nosotros nunca dejamos de confiar en la conciencia del pueblo boliviano. Nunca dudamos de que el pueblo estaba siendo muy claro, de que el pueblo boliviano quería un Gobierno del pueblo y para el pueblo, gracias Bolivia”, expresó Arce, quien comanda el país desde el 8 de noviembre de 2020.

Luego de afirmar que desde que asumió la presidencia del país “lo único que hizo junto al vicepresidente fue trabajar”, señaló que gracias a ello ahora “estamos superando la pandemia” del Covid-19 y recuperando la educación presencial para los escolares que fueron afectados por la clausura del año escolar en 2020.

Ahora, dijo, “estamos en un franco proceso de recuperación económica en beneficio de cada uno de los bolsillos de las familias bolivianas”.

“Ni siquiera son dos años de que asumimos el Gobierno nacional con el hermano David Choquehuanca y hemos avanzado gracias a la fuerza que ustedes nos dan y que hoy nos confirman con esta concentración que nos alimenta, nos da vida, nos llena de felicidad y nos llena de la seguridad de que nosotros nunca hemos traicionado al pueblo boliviano ni lo vamos a hacer”, aseguró.

Enfatizó que como en 2020, él y el vicepresidente están “igualitos, con el compromiso de seguir trabajado por el pueblo boliviano, por los más humildes”.

“Gracias por venir. No estamos solos, estamos con el pueblo boliviano”, enfatizó Arce.

ABI