Salud: Bolivia eleva niveles de captación de donantes de sangre

Universidad Católica Boliviana

 

La Paz , 14  jun — Al conmemorarse el “Día Mundial y Nacional del Donante Voluntario y Altruista de Sangre”, el Gobierno boliviano en una especie de evaluación destacó que los niveles de captación de donantes de sangre se elevaron favorablemente en todo el país,  lo que va en beneficio de la población que requiere de esa transfusión para salvar sus vidas.

“Durante los últimos años desde 2019 logramos como bolivianos que 121.228 personas fueran donantes, esta cifra bajó en 2020, este año en seis meses vamos por los 42.305 donantes y esperemos que podamos llegar a un 80% hasta fin de año”, dijo el viceministro del Sistema Sanitario, Álvaro Terrazas en un acto de conmemoración de esa importante jornada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), eligió el 14 de junio como el día dedicado a reconocer a los millones de personas que, al donar sangre, salvan vidas y mejoran la salud del prójimo, celebración que también se la realiza en Bolivia con actividades que promueven que las personas se animen a una donación.

En la oportunidad el Ministerio de Salud y Deportes  a través del Programa Nacional de Sangre, entregó reconocimiento a personas donadoras altruistas, en este caso a quienes permitieron la transfusión por más de 20 veces, aspecto que fue ponderado por la autoridad en salud quien instó a la población a ser solidaria y ayudar a quien necesita de su ayuda para tener esperanza de vida.

“Soy un donante de sangre más que todo por mi familia, más que todo por una pequeña hija que tiene cáncer a la cual necesitamos ayudar todos con un poco de sangre y decirle a la juventud que apoye, que done sangre, no hace daño, no envejece”, sostuvo Demetrio Aquino, donante altruista.

De igual manera la actividad fue aprovechada para presentar la norma Nacional de Caracterización de Servicios de Transfusión, documento que regula las características físicas y de relación estructural de los Servicios de Transfusión de acuerdo a estructura e infraestructura, normas de organización y funcionamiento interno, mobiliario (médico y no médico), equipamiento, entre otros.

“En el país tenemos 126 servicios de transfusión, 76 en el sector público, 17 en la seguridad social y 32 en el sector privado, este documento normativo, ahora nos permite establecer mejores condiciones de manejo, atención, manipulación y conservación de todos los hemoderivados”, complementó Terrazas.

La persona donante debe estar sano y tener la voluntad y conciencia que al hacerlo está salvando vidas. La cantidad donada solo representa el 10% de la sangre (se extrae solo 430 ml), porcentaje que no interfiere con el funcionamiento normal del organismo.

UC/ MSyD