Emapa amplía atención hasta en domingo y militares controlarán surtidores para enfrentar sobredemanda de combustibles

 

La Paz, 12 jun.- De persistir el denominado contrabando a la inversa que “nos puede hacer daño”, el Gobierno nacional está encarando medidas para enfrentar esta situación, como fortalecer el control militar en las fronteras e internamente controlar el agio y la especulación, y ampliar las ventas de las tiendas de la estatal Emapa de lunes a domingo, así lo informó este martes el presidente Luis Arce.

Frente a la demanda de hidrocarburos, pese al incremento de la oferta despachada, también se dispuso el control militar en las diferentes estaciones de venta de hidrocarburos, como parte de todo un operativo para garantizar la provisión y atender la demanda.

“En las fronteras estamos reforzando el control militar para evitar, justamente, que el alimento que con tanto esfuerzo producimos los bolivianos salga afuera por manos irresponsables, que solo buscan la ganancia individual y no piensan en la necesidad colectiva”, explicó sobre una de las acciones en curso.

Argentina y Brasil se han convertido en destinos de productos como tomate y arroz por su alta demanda ante la inflación y la pérdida de cultivos, respectivamente. A este fenómeno se lo llamó contrabando a la inversa, al que se sumó la inflación importada y los efectos en el ciclo agrícola por parte de los fenómenos climatológicos, como las heladas.

Para Arce, evidentemente, hay factores reales que inciden en la escasez, pero, sobre todo, se da, aseguró, una “exacerbación de las expectativas” de la ciudadanía que demanda productos más allá de sus necesidades, lo que termina en agio y especulación.

“Un contrabando a la inversa nos puede hacer daño”, advirtió e informó que frente a esa situación se está trabajando, justamente, en el fortalecimiento de la presencia militar en las fronteras para evitar que la producción nacional, que tiene el fuerte respaldo del Gobierno, se desvíe al exterior.

“Aquí no compartimos con varios bolivianos que, para lucrar personalmente, individualmente, dejan de lado el interés colectivo de suministrar y de abastecer lo que nosotros hemos producido para nosotros mismos, la producción para los bolivianos”, cuestionó en alusión a la subvención y proyectos, como riego, que financia el Gobierno para asegurar los alimentos.

Arroz, tomate y cebolla son los productos que en la última semana subieron de precio, pero que tienen ya una tendencia a la baja y estabilización. Para atender la demanda, el Gobierno nacional dispuso que los supermercados de la estatal Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) abran sus puertas de lunes a domingo con una variada oferta de productos a peso y precio justo.

Paralelamente, están programadas para los siguientes días ferias del productor al consumidor en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz.

Sobre la situación de venta de hidrocarburos, la estatal YPFB garantizó la provisión de gasolina y diésel con un incremento de despachos ante la sobredemanda. Arce informó que se establecerán controles adicionales en las estaciones de servicio.

“Hemos hecho un esfuerzo para garantizar, por eso hemos instruido a las Fuerzas Armadas a que puedan coadyuvar en el abastecimiento. Va a haber en las estaciones de servicio personal militar”, informó.

Arce aseguró que el Gobierno está extremando esfuerzos para asegurar el abastecimiento de alimentos y combustible ante la sobredemanda.

ABI