La campaña vacunación antirrábica será el 29 y 30 de junio

 

El Alto, 27 jun.- En El Alto y en todo el país, la campaña antirrábica será el 29 y 30 de junio y para quienes apliquen la dosis a sus mascotas, se sugiere tomar en cuenta que el efecto se da en 14 días y en ese periodo no deben dejar a los perros y gatos en la calle.

“A los 14 días, hasta los 21 días ya se desarrolla el sistema de defensa, en ese tiempo es que nosotros tenemos que evitar que nuestros animalitos salgan a la calle después de ser vacunados”, informó el jefe de la Unidad de Epidemiología a. I., Miguel Ángel Quispe.

En toda Bolivia la campaña de vacunación será entre el 29 y 30 de junio y para ese efecto, el Ministerio de Salud distribuyó más de 3 millones de dosis a todos los servicios departamentales de salud, los cuales distribuirán a las brigadas municipales.

Quispe mencionó que se cuenta con 360.000 dosis para administrar a perros y gatos en los 14 distritos de El Alto. En ambos días se desplazarán brigadas médicas desde las 08.00 hasta las 16.00, y la visita será casa por casa.

“Queremos que nuestros vecinos esperen (a las brigadas) para vacunar a sus mascotas, que los tengan en su casa y que no los dejen salir”, instó el servidor público.

Explicó que en caso de que la brigada médica no llegue a alguna zona o casa el vecino puede llevar a su mascota a los puntos de vacunación fijos que se tendrá en los centros de salud de primer nivel, como también en plazas, parques y avenidas principales.

La vacuna antirrábica debe aplicarse desde el mes de edad en adelante, la dosis es una cada año y los cuidados son los habituales que se tiene a diario con nuestras mascotas.

Una vez que la mascota haya recibido la vacuna contra la rabia no debe estar en contacto con animales de la calle, porque posiblemente haya casos sospechosos de rabia entre estos y pueden ser mordido y contraer este mal, aun con la vacuna suministrada.

Según Quispe, en la urbe alteña se tiene una población estimada de 360.000 perros y gatos, y de estos, 270.000 son perros y el resto, gatos.

Prensa GAMEA