San Juan: Fábrica y friales clausurados, y media tonelada de salchichas decomisadas

 

El Alto, 24 jun.- Con botas asentadas y uniformes que denotaban autoridad durante los operativos, cuadrillas de guardias de la Intendencia Municipal de El Alto decomisaron media tonelada de salchichas insalubres, sin registro sanitario; además cerraron una fábrica y cuatro friales de embutidos.

“En cumplimiento al Plan de San Juan 2024 y de la Ordenanza Municipal 103/2010, la Secretaría de Seguridad Ciudadana, del 17 al 23 de junio, intervino en diferentes zonas con controles a la venta de embutidos y fuegos artificiales, donde se evidenció la venta de salchichas a granel sin registro y alimentos caducos”, informó el director de Seguridad Pública y Soluciones Tecnológicas, Mauricio Mendoza.

Ataviada con su distintiva red en el cabello, barbijo y guantes, Soledad Mamani, supervisora edil de salubridad, no sólo demostraba la imagen estándar de inocuidad, sino que también lideraba los controles como la única mujer entre una tropa masculina de guardias municipales, que colaboraron en garantizar la salud pública.

Las bulliciosas calles, abarrotadas de comerciantes por San Juan, fueron el escenario de decomiso de salchichas a granel y sin registro. Además, los supervisores confiscaron 47 paquetes de pan caduco, expuestos al sol y 43 de aderezos con fecha expirada.

La Intendencia también confiscó casi 200 kilos de carnes y tripas que iban a ser preparados para embutidos, los cuales se encontraban en estado de descomposición. Junto a estos alimentos, la repartición edil decomisó 37 paquetes de colorantes y conservantes no autorizados, que eran usados indiscriminadamente en la elaboración de embutidos.

Durante los operativos también se halló 35 unidades de utensilios y recipientes deteriorados, tres balanzas descalibradas y 79 unidades de juegos pirotécnicos sin información de manipulación. Mamani precisó que, como resultado de estas acciones de control, clausuraron cuatro friales y una fábrica embutidora.

“En algunas fábricas hemos encontrado ambientes insalubres donde se estarían elaborando las salchichas. Las mismas no cuentan con los ingredientes correspondientes y, por otro lado, también hemos visto que estarían usando tripas, desperdicios y harina, por lo que no cuentan con el registro sanitario y esto puede ser muy dañino para la salud”, enfatizó Soledad Mamani.

Prensa GAMEA