Defensoría evidencia que el conflicto de ADEPCOCA afecta el desarrollo de las labores escolares

Universidad Católica Boliviana

 

La Paz, 23 ago — La Defensoría del Pueblo evidenció que el conflicto de la Asociación de Productores de Hoja de Coca de La Paz (ADEPCOCA) afecta el desarrollo de las actividades en las unidades educativas en el sector donde se centran las movilizaciones y enfrentamientos entre policías y cocaleros.

La Delegada Defensorial de La Paz, Mabel Martínez, informó que, ante denuncias de padres y madres de familia sobre la afectación en las actividades escolares de sus hijas e hijos, este martes se visitó dos unidades educativas para verificar la situación de éstas y de las y los estudiantes.

En la verificación realizada en la unidad educativa Ave María, establecimiento ubicado al lado del edificio de ADEPCOCA en Villa Fátima, se encontraron restos de casquillos, granadas de gas y cachorros de dinamita que habían detonado en el patio, ocasionando destrozos en la losa.

El Director Académico, Rodrigo Copa, informó que en consenso con padres y madres de familia, desde el 2 de agosto se suspendieron las clases presenciales y se optó por la modalidad virtual, hasta que el conflicto encuentre una solución y cesen las movilizaciones. Este centro escolar cuenta con 749 estudiantes de los niveles pre kínder, kínder, primaria y secundaria.

Martínez informó que en la unidad educativa Irene Nava de Castillo la situación es similar. Desde la semana pasada pasan clases en la modalidad virtual, aunque con dificultad por la señal del internet, según dijeron. De acuerdo a las quejas de las madres y padres de familia, las actividades escolares no se desarrollaban con normalidad, ya que las y los estudiantes llegaban a las 8:00 y debían irse las 10:30 debido a las movilizaciones. Además, reclamaron que sus hijos fueron afectados por gases lacrimógenos, que llegaron hasta el interior del predio educativo.

Esta situación fue corroborada por el Director Distrital de Educación de La Paz Nro. 3, Bernardo Yapita, quien informó que, cerca del lugar del conflicto de los productores de coca, existen 17 unidades educativas que albergan a 9.953 estudiantes. Según dijo, existen ocho centros escolares que son los más afectados porque están ubicados en inmediaciones de los mercados de ADEPCOCA en Villa Fátima y del de Villa El Carmen, donde se centran las movilizaciones, la detonación de cachorros de dinamita y el uso de gases lacrimógenos.

Martínez indicó que este miércoles se continuará con las verificaciones al resto de las unidades educativas para determinar la afectación provocada por los enfrentamientos entre policías y cocaleros.

“La falta de la resolución de este conflicto pone en riesgo no solo a la comunidad de estudiantes sino también a padres de familia, plantel docente, administrativo y vecinos del sector; además, se configura en la vulneración al derecho a la educación, en este caso, debido a la falta de medidas que deben adoptar las autoridades para garantizar su pleno ejercicio”, manifestó.

PRENSA DEFENSORIA DEL PUEBLO