Gobierno afirma que la fecha del Censo no será impuesta

Universidad Católica Boliviana

 

Santa Cruz, 18 ago — El portavoz de la Presidencia, Jorge Richter, afirmó este jueves que la fecha de la realización del Censo Nacional de Población y Vivienda no será impuesta, sino que será definida de manera colectiva y con criterios técnicos.

Esto en respuesta del ultimátum que emitió el Comité Interinstitucional de Santa Cruz, que amenazó con medidas de presión si acaso el Gobierno no viabiliza la encuesta nacional para el 2023.

“Ratifico lo que el presidente (Luis Arce Catacora) dijo ya en la reunión con los alcaldes de ciudades y también con las autoridades universitarias, la fecha no se impone, la fecha se construye y se construye técnicamente”, afirmó Richter, en conferencia de prensa, en la ciudad de Santa Cruz.

Esto será a partir de las reuniones de socialización que encara la Comisión Técnica del Instituto Nacional de Estadística (INE), que inició el 8 de agosto en la ciudad de Oruro y que continuó en Cochabamba (10), Tarija (12), Santa Cruz (15), El Alto (16) y La Paz (17).

La labor proseguirá este viernes en el municipio de Cobija, el 22 de agosto en Sucre, el 23 en Potosí y el 25 en Trinidad.

Richter señaló que las seis reuniones celebradas hasta le fecha permiten afirmar que “avanza la construcción de este proceso” censal para tomar la mejor decisión en cuanto a la fecha de la encuesta nacional.

En consecuencia, indicó que las conminatorias y amenazas “están fuera del espíritu que se está construyendo de forma colectiva”, en clara alusión a las determinaciones del Comité Interinstitucional de Santa Cruz.

Esa instancia resolvió el miércoles fijar un ultimátum al Gobierno con dos fechas: el 26 de agosto, para que presente la información detallada que maneja sobre el Censo; y el 3 de septiembre, tope para que se derogue el Decreto Supremo 4760 que reprograma el proceso para el 2024.

Richter replicó que “las advertencias, las amenazas, las combinatorias, pues no forman parte de esta lógica de construcción de una decisión colectiva, de esta lógica, que el Presidente viene patrocinando desde hace varios días”.

Puso en evidencia además que estos dos plazos no fueron expuestos por el gobernado, Luis Fernando Camacho, ni por el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), Vicente Cuellar, en la reunión técnica con el INE, el 15 de agosto.

Afirmó que esto no hace más que poner en evidencia las posturas políticas que se asumen cuando ya no se puede argumentar de manera técnica sus propuestas de celebrar el Censo en 2023.

Precisamente sobre la propuesta presentada por la Uagrm, el portavoz recordó que en la reunión técnica del lunes personeros de la Cepal señalaron que esa iniciativa “es inviable” porque “está construida sobre la base recortes periodísticos”.

En ese contexto, Richter lamentó que algunas autoridades que acudieron a la reunión con el INE horas después se desdigan de lo que asumieron.

Vemos con “cierta preocupación el hecho de que se empeña la palabra en la búsqueda del diálogo, que se firme un acuerdo, que ha levantado expectativas importantes e interesantes en el departamento de Santa Cruz, y que unas horas después la conducta asumida de manera pública, pues desdiga lo que se ha firmado y lo que se había señalado”, cuestionó.

En el encuentro se aprobó un acta de seis puntos. Uno de ellos señala que “las instituciones presentes coincidieron en que el desarrollo del Censo es un trabajo netamente técnico”.

Además, se estableció que “las instituciones presentes solicitaron compartir la presentación y el nuevo cronograma planteado por el INE, la cual será remitida una vez que concluya el proceso de socialización en todos los departamentos de Bolivia”.

Se dejó constancia de que “la Uagrm presentó su propuesta técnica, la misma que será complementada y remitida al INE para su consideración, una vez el INE remita toda la información solicitada por la universidad”.

De igual manera las entidades determinaron constituir “una mesa técnica que incluirá al INE y los organismos internacionales (Cepal y Unfpa), especializados para evaluar y construir los criterios técnicos emitidos sobre el cronograma presentado”.

ABI