Mascotas de Mi Teleférico cuentan con un nuevo espacio comunitario

Universidad Católica Boliviana

 

La Paz, 14 jun — Mi Teleférico y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)  inauguraron, este martes, el segundo “Espacio Comunitario” para mascotas en La Estación Cementerio de la Línea Roja de esta empresa estatal.

El refugio de la Estación Cementerio, actualmente, alberga a los perritos Gordy, Choco y Ricky  y se construyó para precautelar la seguridad de los canes y evitar incidentes con los usuarios. El primer espacio se encuentra en la Estación Central.

“Nosotros como Mi Teleférico vamos a seguir creando este tipo de espacios. Es por eso que me atrevo a pedir a Rodrigo Crialles (coordinador del BID) que nos pueda seguir apoyando con este tipo de iniciativas”, dijo el Gerente Ejecutivo de Mi Teleférico, Sergio Choque Siñani, a tiempo de inaugurar el “Espacio Comunitario” para mascotas.

“Aquí tenemos – en nuestros espacios – este tipo de mascotas que están a su suerte, no tienen dueño, son perritos de la calle como se denominan; pero gracias a la Manada Comunitaria tienen un espacio, tienen atención de veterinaria, tienen los cuidados y alimentación, y eso es gracias a la población que está cooperando en ese aspecto”, aseveró.

Choque exhortó a la población a tener mayor conciencia sobre la tenencia responsable de mascotas debido a que muchas personas compran animales y cuando crecen los abandonan a su suerte en la calle.

La autoridad agradeció a Julia Johannsen, representante del BID en Bolivia, por el financiamiento y apoyo a estos proyectos y a los voluntarios de la Manada Comunitaria por el trabajo que realizan en beneficio de los peludos.

Por su parte, la representante de la Manada Comunitaria, Patricia Alarcón, agradeció al Gerente Ejecutivo de Mi Teleférico, Sergio Choque, por el compromiso con los animales que viven en las estaciones de la empresa estatal de transporte por cable y por gestionar la colaboración del BID, que es la primera entidad que financia este tipo de obras sociales en toda Bolivia.

MI TELEFÉRICO