Ministerio de Medio Ambiente y Agua

Mobiliario y equipos decomisados a bares clandestinos benefician a 12 unidades educativas

El Alto, 16 Oct. (EAN).- En un acto especial realizado este jueves en la Alcaldía Quemada, 12 unidades educativas recibieron equipos eléctricos y mobiliario incautado por la Intendencia Municipal a bares que no contaban con el permiso de funcionamiento.

La primera autoridad del Municipio, Soledad Chapetón, destacó el trabajo y la prontitud para destinar lo decomisado en beneficio de los estudiantes de las diferentes unidades educativas.

“Por primera vez se muestra al público los resultados del trabajo que hace una gestión municipal en seguridad ciudadana y se da un rumbo social y efectivo a los productos que son decomisados a actividades ilegales”, dijo la autoridad edil, en el acto desarrollado en el patio de la Alcaldía Quemada.

De acuerdo con Chapetón, la transferencia de estos productos será constante y trasparente para atender las demandas de los establecimientos escolares que requieran del equipamiento.      

“La educación está agarrada de la mano con la seguridad ciudadana, por eso, jamás vamos a ocultar las cosas, nunca más va a haber un funcionario público que oculte estos productos que tiene que ir en beneficio de la sociedad”, dijo.

Son 1051 sillas, 181 mesas, 8  refrigeradores, 60 parlantes, 10 televisores, 2 computadoras y 100 cajas de cerveza adecuadas para transportar el desayuno escolar, todas valuadas en cerca de 200.000 bolivianos las que fueron distribuidas, en primera instancia, entre 12 unidades educativas.

La entrega se sustentó en una ley municipal

La transferencia responde a la Ley Municipal 298, que establece la cesión a título gratuito de todo el mobiliario y equipos electrónicos incautados por la Intendencia Municipal a instituciones que cumplan con alguna labor social dentro la jurisdicción alteña.

“Esta es una muestra del trabajo y la capacidad, pero mucho más de la intención que tenemos por otorgar una mayor seguridad ciudadana a todos los habitantes de nuestra ciudad”, dijo el secretario municipal de Seguridad Ciudadana de El Alto, Dorian Ulloa.

La ley proyectada hace dos meses y aprobada hace algunos días por el Concejo Municipal de El Alto autoriza la transferencia de los bienes decomisados, cuyos propietarios no presenten durante 15 días la documentación de funcionamiento de las actividades económicas.

“Estamos cumpliendo con uno de los lineamientos más importantes en lo que se refiere a seguridad ciudadana. Antes se tenía que esperar seis meses y en ese tiempo los productos se deterioraban por las condiciones en que eran almacenados, pero ahora se han acortado los tiempos para atender también las demandas escolares”, sostuvo Ulloa.

Al respecto, José Vásquez, presidente de la junta escolar de la Unidad Educativa Cristal, en el Distrito 8, aseguró que esta jornada fue histórica para los estudiantes de El Alto porque las autoridades ediles demostraron su compromiso de trabajo en beneficio de este sector.

“Otros alcaldes deberían haber trabajado de esta manera hace mucho tiempo. Pero ahora estamos orgullosos de nuestra alcaldesa porque está haciendo realidad sus propuestas de mejorar la educación y la seguridad ciudadana. Le damos las gracias porque sabemos que no va a ser la primera vez que hace estas entregas”, dijo el dirigente. 

Según información municipal,  los últimos tres meses se dio un golpe a la inseguridad ciudadana de por lo menos 13 millones de bolivianos, con el decomiso de mesas, sillas y bebidas alcohólicas adulteradas de bares clandestinos de El Alto.