Feminicida de Margarita fue sentenciado a 30 años de prisión en Chonchocoro

Universidad Católica Boliviana

 

La Paz, 23 nov — El Fiscal Departamental de La Paz, William Alave Laura, informó hoy que, en audiencia de juicio oral, el Ministerio Público demostró con elementos contundentes que Jaime B.G. de 24 años de edad, es autor del Feminicidio de Margarita C.Y. de 54 años, quien murió asfixiada, por ello el Tribunal 1º de Caranavi determinó 30 años de prisión sin derecho a indulto a cumplir en el penal de Chonchocoro.

“Durante la audiencia, la Fiscalía presentó todas las pruebas colectadas como la declaración informativa del esposo de la víctima, registro del lugar del hecho, informe de autopsia elaborado por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) que determinó como causa de muerte asfixia por sofocación, además de presentar policontuciones, entre otros elementos. Asimismo, el sujeto reconoció haber cometido el delito, estos elementos fueron valorados por los miembros del Tribunal quienes determinaron la máxima sentencia para el autor”, aseguró Alave.

Por su parte, el Fiscal asignado al caso, Luis Alejandro Huanca, explicó que el 29 de mayo de 2019, el esposo de Margarita C.Y. denunció que cuando retornó a su domicilio en el municipio de La Asunta, después de días de trabajo en otro municipio, no encontró a su esposa, además sus prendas de vestir estaban intactas y no se evidenció ningún signo de violencia en la casa. El esposo y sus vecinos buscaron a la mujer hasta que el 5 de junio del mismo año recibieron una nota anónima donde daban a conocer el hallazgo de un cuerpo de sexo femenino en una comunidad cercana y cuando se constituyeron al lugar evidenciaron que se trataba de Margarita, después llamaron a la policía.

Una vez iniciadas las investigaciones y de cuerdo a declaraciones testificales, un joven del municipio identificado como Jaime B.G., tenía una actitud muy sospechosa, además que su caligrafía coincidía con la nota anónima, por ello, el sindicado fue arrestado y durante su declaración reconoció haber cometido el delito.

Prensa FGE