Alcaldes de La Paz y Achocalla firman acuerdo para el cierre del relleno sanitario de Alpacoma

Universidad Católica Boliviana

 

La Paz, 28 ene.- El presidente Evo Morales logró el lunes un acuerdo con los alcaldes de La Paz y de Achocalla para resolver el  problema de la basura  en la Sede de Gobierno y que establece el cierre del relleno sanitario de Alpacoma en 60 días, tiempo en el cual la comuna paceña  podrá trasladar residuos a ese botadero que estaban acumulados en las calles de la ciudad.

Esa decisión abre una solución al conflicto que detonó hace dos semanas tras el deslizamiento del botadero de Alpacoma, que movilizó a cientos de familias afectadas por la contaminación ambiental.

Los vecinos afectados bloquearon el ingreso de camiones con basura al botadero de Alpacoma, lo que inundó de basura las calles de La Paz.

«Agradecemos la comprensión de los vecinos, dirigentes y autoridades de #Achocalla. Debemos priorizar la solución del tema de la basura. #LaPaz es sede de gobierno y el lunes comienzan las clases, por tal motivo las FFAA están listas para colaborar con las acciones de limpieza», informó Morales a través de su cuenta en Twitter./

Con la medicación del presidente Evo Morales los alcaldes de La Paz y Achocalla firmaron un acuerdo para resolver el problema de la basura en la Sede de Gobierno, que establece el cierre del relleno sanitario de Alpacoma en 60 días, tiempo en el cual, la comuna paceña podrá trasladar residuos a ese botadero que estaban acumulados en las calles de la ciudad.

Morales logró el acuerdo tras una reunión con los alcaldes Luis Revilla y Damaso Ninaja, además de vecinos y otras autoridades en la Residencia Presidencial.

«Muchas gracias por su comprensión porque todos somos paceños y lo que más me ha preocupado es que la próxima semana comienzan las clases, esperamos el cumplimento de este acuerdo», afirmó el jefe de Estado en una conferencia de prensa en la que compareció con ambas autoridades ediles.

El jefe de Estado saludó el interés de las organizaciones sociales y la solidaridad, para resolver el problema que hace dos semanas estaba generando malestar y que ponía en riesgo la salud de la población.

El Primer Mandatario informó que la Fuerzas Armadas apoyarán con sus camiones para levantar las toneladas de basura acumulada en las calles de la Sede de Gobierno.

El convenio soluciona el conflicto que detonó hace dos semanas, tras el deslizamiento del botadero de Alpacoma, que movilizó a cientos de familias afectadas por la contaminación ambiental.

El deslizamiento en ese botadero ocurrió el 15 de enero y provocó el arrastre de al menos 200.000 toneladas de basura y miles de litros de lixiviados (agua contaminada), en al menos 10 hectáreas de terreno.

Los vecinos, bloquearon el ingreso de camiones con basura a ese botadero, lo que ocasionó la acumulación de miles de toneladas de basura en las calles de La Paz.

El acuerdo establece 10 puntos, entre ellos, se establece que la Alcadía de La Paz deberá presentar un plan de cierre de ese relleno sanitario en 30 días calendario y aplicar el cierre definitivo en 60 días a partir de la fecha.

Además, establece que la comuna de La Paz debe realizar un mantenimiento del sitio del deslizamiento, control y monitoreo de lixiviados y biogás, además de otros aspectos de prevención.

Debe también realizar una auditoría ambiental, para establecer causas, efectos y responsabilidades sobre ese desastre.

El documento prevé que la Alcaldía de La Paz debe implementar, de forma inmediata, un sistema de monitoreo de calidad del agua y el aire en ese sector y abandonar cualquier acción legal contra autoridades y dirigentes sindicales del municipio de Achocalla.

También exige la realización de gestiones para la identificación de un nuevo sitio de disposición final para los residuos sólidos de la ciudad de La Paz.

El acuerdo establece que el Gobierno y la Alcaldía de La Paz deberán implementar una campaña para que los ciudadanos reduzcan la generación de basura, en el tiempo en el que se habilite otro relleno sanitario, entre otras actividades de prevención, además de activar un operativo para el recojo rápido de la basura.

Por su parte, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, expresó su agradecimiento al Primer Mandatario por coadyuvar a la solución de ese problema y expresó su conformidad con todos los puntos del acuerdo.

«Gracias presidente, estamos firmando este acuerdo tal como se lo ha planteado y recoge varias de las decisiones que hemos tomado», refrendó.

El alcalde de Achocalla, Damaso Ninaja, explicó que la decisión es para encontrar una solución temporal, en solidaridad con la población de La Paz y en el marco de una acción humanitaria./ABI